Economía de Costa Rica creció 3,9 % este año y subirá hasta 4,1 % en 2018

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) informó este jueves que la economía de Costa Rica experimentará una expansión real del 3,9 % en 2017, en comparación con el 4,5 % de 2016, como resultado de la desaceleración del consumo privado y del impacto de fenómenos climatológicos adversos.

Este dato fue presentado hoy en Santiago de Chile en el Balance Preliminar de las Economías de América Latina y el Caribe.

En el documento, la Cepal estima que para 2018 en Costa Rica se registre una ligera aceleración de la economía, con un crecimiento real del 4,1 %.

Según este informe, la demanda externa se verá impulsada por una mayor expansión de los principales socios comerciales, y se espera también un aumento del dinamismo de la inversión, gracias a los esfuerzos de reparación de los daños causados este año por fenómenos climatológicos adversos.

Respecto a 2017, el organismo de Naciones Unidas señala que la demanda externa ha presentado un menor dinamismo, en particular las exportaciones de servicios.

La inflación convergerá hacia el rango meta del Banco Central (3 %, con un rango de tolerancia de 1 punto porcentual en cada sentido) y registrará una tasa interanual de alrededor del 2,5 % en diciembre, debido al incremento de los precios internacionales de los bienes primarios.

El déficit de la cuenta corriente se ampliará a un 4 % del PIB (en 2016 era de un 3 %), como resultado de una disminución de los términos de intercambio y un incremento del déficit del balance de renta.

Por su parte, la tasa de desocupación nacional promedió el 9 % en los primeros tres trimestres de 2017 (frente al 9,5 % en el mismo período del año anterior).

El déficit fiscal registró un repunte debido al incremento del pago de intereses y de los gastos corrientes, por lo que cerrará el año en torno al 6 % del PIB (5,2 % en 2016).

Los ingresos totales del Gobierno registraron un crecimiento interanual real del 4,4 % en los primeros nueve meses de 2017 (9,9 % en el mismo período de 2016).

Esta desaceleración es producto principalmente de una caída de la recaudación de los impuestos sobre las importaciones (-5,3 % real) y el consumo (4,6 % real).

Los gastos totales del Gobierno registraron una expansión real interanual de un 8,8 % en los primeros tres trimestres de 2017 (en comparación con un 2,9 % en el mismo período de 2016). El incremento fue especialmente pronunciado en el pago de intereses (21,2 % en términos reales), gracias a las tasas de interés más elevadas. Los gastos corrientes, por su parte, aumentaron un 7,3 % real.

La deuda pública del Gobierno central alcanzó los 27.197 millones de dólares al cierre de septiembre de 2017, lo que supone un incremento real del 9,4 % con respecto a diciembre de 2016.

Se espera que finalice 2017 en torno al 48 % del PIB (frente al 44,7 % en 2016).