Juan Orlando Hernández ganó elecciones de Honduras

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, candidato del gobernante Partido Nacional, resultó ganador de las elecciones generales del 26 de noviembre al concluir el escrutinio especial de 1.006 actas inconsistentes tras una jornada de 14 horas que inició el domingo.

Hernández se impuso con el 42,98%, contra el 41,39% de Salvador Nasralla, candidato de la Alianza de Oposición contra la Dictadura, quien con anticipación dijo que no aceptaba el resultado porque le han hecho “fraude”. . La diferencia entre ambos es de 51,260 votos.

El magistrado presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), David Matamoros, dio por concluido el escrutinio especial de manera simbólica a las 05.00 horas locales (11.00 GMT), cuando restaban 20 actas electorales que aparecieran en el cómputo final de 18.128.

“No puedo declarar un ganador, solo puedo dar a conocer los números que están allí”, agregó al ser consultado si se declaraba presidente a JOH con estos resultados.

El miércoles vencerá el plazo de 10 días de impugnaciones antes que el TSE prepare su declaratoria oficial y sea publicada en el diario oficial.

¿Fraude electoral?

Los primeros resultados dieron como ganador al tercero en discordia pero, tres días después de los comicios aún no había resultados definitivos. Las cifras oficiales en el sitio web del Tribunal Supremo Electoral (TSE) cambiaron con cuentagotas y los últimos datos favorecieron a Juan Orlando Hernández.

Desde los partidos que conforman la Alianza de Oposición contra la Dictadura anunciaron que estaba en marcha un fraude y convocaron movilizaciones en todo el país, sobre todo en Tegucigalpa. Salvador Nasralla denunció presuntas inconsistencias y trampas en la votación, como la inclusión de "muertos", pagos de "dinero" y que no "dieron tarjeta de identidad a varias personas".

Disturbios y protestas

A la espera de los resultados, en las inmediaciones del TSE se registraron "actos de represión". Cientos de personas salieron a las calles y Nasralla anunció que no reconocería los resultados. Los manifestantes fueron reprimidos por la Policía con cañones de agua y gases lacrimógenos, mientras que el Gobierno hondureño decretó el estado de excepción y el toque de queda por 10 días.

El 1 de diciembre, con el 94,31% de las Mesas Electorales Receptoras (MER) procesadas, Juan Orlando Hernández llevaba la delantera con el 42,92 % de los votos, mientras que Salvador Nasralla poseía un 41,41 %.

La coalición opositora denunció la situación ante los representantes internacionales de la Organización de Estados Americanos (OEA) y de la Unión Europea (UE) que se encontraban como observadoras en Honduras.

Escrutinio especial

El magistrado presidente del TSE, David Matamoros, había prometido que las actas restantes se escrutarían de manera especial ese 1 de diciembre, pero ese proceso se postergó hasta el día 3 para asegurar la presencia de los representantes del gobernante Partido Nacional y la Alianza de Oposición. Finalmente, el recuento de votos de este domingo no se acordó con la oposición.