Ortega Díaz destapa casos de corrupción de Maduro, William Saab y Diosdado Cabello

La fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, denunció este miércoles en la cumbre de fiscales celebrada en la ciudad de Brasilia que tiene en su poder las investigaciones sobre las bolsas de alimentos que se entregan en Venezuela, de los Comités Locales de Abastecimiento Soberano (Clap).

Según Ortega Díaz, Nicolás Maduro es el dueño de las empresa mexicana que vende comida para los Clap. Dijo que dichas pruebas será entregadas a las autoridades de distintos países como Estados Unidos, Colombia y España para que se investiguen, por lo que solicitó apoyo a los fiscales internacionales.

Afirmó que Tarek William Saab posee seis expedientes por corrupción en Venezuela, relacionados con el desfalco de Pdvsa.

“Podrán haber destruido los expediente, pero las copias verificadas están en mi poder”, dijo Ortega Díaz.

Tambien aseguró este miércoles tener pruebas que comprometen al constituyente Diosdado Cabello con el caso Odebrecht. Indicó que los que están siendo investigados son venezolanos y que en el país hay 11 obras paralizadas. “300 mil millones de dólares pagó Venezuela por obras de Odebrecht”, aseveró.

La fiscal aseguró que el banco UBS, donde según su esposo habría abierto una cuenta en dólares en las Bahamas, no existe en dicho país.

Solicitó la ayuda de sus colegas fiscales para que tomen medidas sobre los casos de corrupción que hay en Venezuela.

En su intervención en la cumbre de fiscales del Mercosur, exigió al gobierno venezolano respetar la constitución y permitir la apertura de un canal humanitario.

“El pueblo venezolano sigue sin alimento, si medicinas ni justicia. No es extraño ver en Venezuela personas comiendo de la basura”.

Agregó que colaborará con la comunidad internacional para combatir la delincuencia organizada.

Ortega agradeció a sus colegas y procuradores por permitirle participar en la reunión e hizo un llamado a los venezolanos para que continúen “luchando y no perder la esperanza. Vamos a salir victoriosos”.