VIVIR, COMPARTIR Y AMAR...

Yira Vera | Tan simple, que suena, tan rápido que se escribe, y cómo se hace difícil el vivir como idealizamos y disfrutar lo que tenemos, compartir gratamente sin tener que quejarnos, amar con confianza, sin dudar creer o simplemente dejar fluir.

Según estudios realizados varios autores y estudiosos del comportamiento humano coinciden, entre otras cosas, en los patrones y creencias que tenemos como herencia de nuestras familias, el ideal que nos impone la sociedad, las creencias de nuestros amigos, es decir una serie de elementos que ayudan a afianzar la identidad o a dudar de lo que somos. Sin embargo, el vivir plenamente si es posible, y creo que sucede cuando comienza a valorarse la vida de diferente manera.

Cuando ya dejas de asombrarte por las cosas o personas que te hieren, cuando puedes despegarte de lo material sin botar lágrimas, cuando disfruta de los logros de familiares y amigos, cuando puedes aceptar que hay un espacio para cada uno en este mundo y sobre todo el andar de frente y no sentir penas por tus errores,  manteniendo una coherencia entre lo que eres y lo que crees.

Tips para vivir plenamente

  • Valora a tu familia y amigos.
  • Revisa que o quienes ya no son parte de tus intereses y perturban tu paz, aléjate sin odio, cuanto antes mejor.
  • Crea empatía, compartiendo las alegrías y tristezas de las personas que están en tu entorno.
  • Toma tiempo para disfrutar con gente que hace reír, que enseña aun cuando ya creas que lo sabes todo.
  • No importa cuál sea tu creencia, mantén la fe por un futuro mejor y trabaja por ello.
  • No te compadezcas de ti, trabaja tus debilidades y reafirma tus fortalezas.
  • Forma parte de alguna actividad que te apasione.
  • Recuerda si tienes niños, amarlos, guiarlos y aceptarlos como son, para que ellos puedan ser individuos que tengan poco que reprocharse cuando sean adultos .

Tú puedes agregar otros tips, la idea es abrir la mente y reflexionar, qué necesitas para vivir la vida plenamente, ya que debemos partir del principio de que es la única que tenemos y debemos cuidarla y amarla incondicionalmente.

Te invito a que tomes un espejo, y observes el ser maravilloso que se encuentra frente a ti. Déjate llevar por tu voz interior, escucha tu intuición y sobre todo relájate, ya que no se puede tener el control de todo, ni la respuesta a todo.

Ahora te invito a hacer un ejercicio, imagina donde guardas tus pensamientos, como por ejemplo una habitación amplia y si te das cuenta una habitación por muy amplia que sea no le puedes meter de todo, tiene que haber espacio para caminar, pensar y actuar. Así mismo eres tú, elimina o dale prioridad a la información que llega a tu vida, por lo tanto, todo aquello que consideres que no te toca, no lo veas, no lo oigas y llévalo a la papelera, que la regla sea si lo tiro ya no lo recojo. Verás que poco a poco vas siendo dueña/o de lo que es útil para ti y lo que no simplemente no te enganches.

   Yira Vera/ Psicopedagoga/coaching

yiravera@gmail.com